Introducción a la contratación internacional

En un mundo tan globalizado, la internacionalización empresarial en los mercados exteriores puede empezar a convertirse en una clave para sobrevivir no sólo para las multinacionales o grandes empresas sino también para todas aquellas PYMES que deciden internacionalizarse, el objetivo para muchas de estas pequeñas y medianas empresas pasa por continuar creciendo cuando el espacio domestico se ha quedado pequeño y los mercados saturados, por lo que es preciso ampliar horizontes.

Por lo que considero que el proceso de internacionalización de las empresas exige, de alguna manera, tener cierto conocimientos acerca de los riesgos jurídicos que cualquier operación comercial internacional. Por lo general, todas las operaciones comerciales internacionales quedan plasmadas en un contrato, el cual plantea grandes complejidades que hay que a veces hay detallar con gran precisión. En toda exportación o importación de las PYMES independientemente de la cantidad de mercancía con la que se opere es necesario materializar las transacciones comerciales internacionales en un documento escrito “el contrato internacional”. En esta publicación nos plantearemos una serie de preguntas básicas sobre el contrato internacional que no harán entender de una manera más clara el funcionamiento.

1- ¿Cuándo podemos considerar que un contrato sea internacional?

Un contrato se considera internacional cuando es susceptible de afectar determinados intereses de agentes económicos de diferentes países por presentar una cierta relación con la normativa de los mismos.

2- ¿Qué ocurre en caso de litigios en los contratos internacionales?

A la hora de redactar un contrato internacional de la tipología que sea, es fundamental establecer una cláusula que prevea cuál será la jurisdicción competente en caso de litigio: tribunales del comprador, vendedor o del país donde se deben cumplir las obligaciones principales. Existe también la posibilidad de pactar que las disputas se resuelvan mediante un arbitraje, lo cual resulta para la mayor parte de las empresas muy conveniente por la rapidez en la resolución de conflictos. Importante recordar que cuando hablamos de derecho en los negocios internacionales la palabrasentencia que conocemos pasa a llamarse laudo, ambas significan resolución en términos generales: “el Laudo es la resolución que dicta un árbitro y que sirve para dirimir (resolver) un conflicto entre dos o más partes” y “la Sentencia es la resolución judicial dictada por un juez o tribunal que pone fin a la litis (civil, de familia, mercantil, laboral, contencioso-administrativo, etc.) o causa penal”.

3-¿Qué principales ventajas tiene el arbitraje frente a los juzgados y tribunales de un determinado Estado?

Suele ser tremendamente más rápido que los juzgados y tribunales de un determinado Estado, no suele haber riesgos de parcialidad y las partes litigan en el idioma común que hayan elegido.

Ventajas:

  • Rapidez: el procedimiento arbitral es ágil y no hay apelaciones que alarguen el proceso.
  • Coste previsible: aunque no resulta especialmente económico (hay que pagar gastos administrativos y honorarios de árbitros), desde el inicio del proceso arbitral se sabe exactamente lo que va a costar.
  • Neutralidad-flexibilidad: las partes, libremente, pueden elegir la sede del arbitraje, el idioma del arbitraje, la nacionalidad de los árbitros y el derecho a aplicar para la resolución del conflicto.
  • Privacidad: el proceso es confidencial (no hay audiencias públicas) y sólo las partes reciben la comunicación del laudo.
  • Especialización: los árbitros suelen ser grandes especialistas en las materias objeto de los litigios que conocen.
  • Ejecutabilidad: los laudos arbitrales (en los 120 países firmantes del Convenio de N. York de 1958) poseen el mismo valor que las sentencias declarativas de los tribunales nacionales. El principal inconveniente suele ser su elevado coste. A saber: los gastos administrativos (en el arbitraje institucional) y los honorarios de los árbitros (en cualquier forma de arbitraje).

Las principales instituciones de arbitraje comercial internacional que existen en el mundo son:

  • La Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional.
  • La Asociación Americana de Arbitraje.
  • La Corte Internacional de Londres.
  • El Tribunal Arbitral de la Cámara de Comercio de Ginebra/Zurich.
  • La Corte Española de Arbitraje.
  • La Korean Commercial Arbitration Board.
  • La Corte China de Arbitraje (CIETAC).
  • La Asociación Mexicana de Arbitraje, etc.

También es posible acudir a árbitros de carácter individual para resolver controversias mercantiles internacionales. Las partes cuentan con total libertad para hacerlo; basta con que se pongan de acuerdo respecto al número y la persona de los árbitros, la ley a aplicar por los árbitros, el lugar del arbitraje y el idioma del procedimiento arbitral.

4- ¿Los contratos internacionales sólo pueden ser por escrito?

No es necesario, también pueden ser verbales. Sin embargo, es recomendable que el acuerdo al que se llegue se plasme por escrito y que cada nuevo contrato recoja y/o derogue cualquier posible relación contractual anterior.

5- ¿Es importante firmar precontratos, cartas de intenciones o Gentlemen Agreements?

Por lo general se les suele dar poca importancia, y la tendencia es no firmarlos, bajo la creencia de que hasta que no se firma el contrato no existe vinculación alguna, pero en más casos de lo que es creencia común ya se están adquiriendo compromisos con la firma de alguno de tales documentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.